lunes, 25 de marzo de 2013

EMPIEZA LA EMOCIÓN


      Cerca de entrar al cuarto mes las cosas empiezan a cambiar un poquito, las nauseas disminuyen con mayor frecuencia, quedando solo pequeños estragos de lo que es el sufrimiento tortuoso de los vómitos, empiezan las ganas de comer mas y uno que otro antojillo por ahí… los movimientos del  bebe son más claros, sus pequeños empujoncitos son más notorios y porque no decir emocionantes. Es la cosa mas extrañaordinaria (ósea extraña y extraordinaria) del mundo pues no solo sabes que el bebe esta dentro de ti sino que también puedes ya sentirlo (al menos yo lo siento mucho) las cosas que te apetecen hmm no se las demás mamas pero a mí el comerme una fruta era cuestión de olerla y saborearla y hmm ya todo era distinto, mejor dicho, era muuucho mas rico que en otras ocasiones. De pronto mis emociones cambiaron radicalmente, el mundo se me hizo menos feo, los bebes me parecían más lindos que antes, la ternura desbordada por las calles de ciertas madres hacia sus bebes (no todas son así) me hacían decir: “ohh que lindo” ya me veía yo así con mi hijito mimándolo y llenándolo de besos pensando que cuando lo tuviese entre mis brazos no dejaría de besarlo, que lindo es ser mamá por primera vez, es mágico,.. Perooo no nada es color de rosa, por si también alguien desea saberlo pues las hormonas se disparan... (Como a mí) yo solía ser una caparazón dura, solo en vida había llorado delante de mi pareja y essso porque delante de nadie más ni de mi familia. Sin embargo se me hizo como que muy fácil derramar lágrimas por cualquier cosa, me he vuelto muy sentida diría yo. Más humana tal vez? Jajá quien sabe… el asunto es que todo me afectaba demasiado para bien o para mal, aún me sigue afectando, siento el desprecio o amor de una persona y lo tomo muy a pecho, fuera de eso es el físico, aun mi pancita no estaba tan grande pero me agotaba y aún me agoto rápido, duermo ufff como no tienen idea…  yo me llamaría una floja holgazana. Y la cabeza au ¡!  Me suele doler en ocasiones, en cuanto a el dormir, ya no me puedo acomodar en mi posición favorita que es boca abajo ahora solo de costadito o mirando al techo, con más cuidado de no lastimar a mi bebito, ohh soy toda una mamá quién lo diría? Ni yo en mis mejores sueños pero me siento realmente feliz y afortunada, no me deja de saltar el corazón cada vez que siento sus movimientos, suelo colocar mi mano encima de mi pancita para así sentir cada uno de sus pequeños empujoncitos… es tan emocionante My God no sabría como explicarlo. Lástima que los hombres no sientan eso, es una fortuna que solo nosotras lo sintamos. Y verlo en las ecografías crecer cada vez mas… se siente como  miedoo y alegriaaa y algún agregadito más que aun no sabría cómo llamarlo. Bueno así es el aprender a ser mamá. Al menos para mí, muy extraño, raro, complicado, sufrido, mágico y de todo un poquito. Las cosas... mmm siguen su curso y de más esta decir que J sigue igual de feliz que yo y eso también nos hace a nosotros feliz :) 








 La tercera eco de mi bb aun sin saber su sexo pero ya completito, todo es una amoción xD

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada